Siempre he de adorarte

Siempre he de adorarte tiernamente 

eres el milagro de este amor 

no podré alejarte de mi mente 

te llevo prendida al corazón. 

Sin tu amor llegó a mi vida 

para hacer feliz mis días 

y el mundo que he formado para ti. 

sin tu amor la vida está perdida 

no hay consuelo en mi desventura 

buscaré tu 

y en el corazón 

vivirá encendida la ilusión. 

Dejá un comentario