Recordandote

Oigo tu voz llamándome 

recuerdos que devuelve el tiempo 

tu voz me nombra y me duele otra vez, 

yo ya no puedo volver. 

Tu voz me nombra y me duele otra vez, 

yo ya no puedo volver. 



Oigo tu voz llamándome, 

silencio en el silencio, y siento 

que es el vino que me engaña otra vez, 

yo ya no puedo volver. 

Que es el vino que me engaña otra vez, 

yo ya no puedo volver. 



La noche es tan amarga y lenta 

la zamba te recuerda tanto 

que cuando canto me olvido, mi bien 

que ya murió tu querer. 

Que cuando canto me olvido, mi bien 

que ya no puedo volver. 



Pienso en tus palabras, recordándote 

la noche agranda su silencio 

y en él te escucho volviendo a decir: 

sin ti no puedo vivir. 

Y en él te escucho volviendo a decir: 

sin ti no puedo vivir. 



Pero las palabras, como el aire son 

aliento que se vuelve viento 

y así tu amor con el tiempo murió 

el viento se lo llevó. 

Y así tu amor con el tiempo murió 

el viento se lo llevó.

Deja un comentario