Recital a la paz

Los tímpanos explotan por la garganta rota de la felicidad, 

revienta un alarido para el monte y el río, camino de la paz, 

con toda mi alegría, levanto en este día, mi canto por la paz, 

la paz en todo el mundo como un mito profundo que traiga la amistad. 



Los fabricantes de la muerte han de marcharse 

nunca jamás han de volver, nunca jamás. 

Los campesinos, los obreros, y estudiantes 

se dan las manos para luchar por la paz. 



Esa casita blanca, el delantal de un niño, reclaman unidad, 

¿de qué sirve el dinero, de qué sirven los bienes, si no tenemos paz? 



La paz es un derecho, tenemos que exigirlo, arriba voluntad! 

Obreros, campesinos, soldados estudiantes, unidos por la paz. 

Los fabricantes de la muerte han de marcharse 

nunca jamás han de volver, nunca jamás 



Los campesinos, los obreros, y estudiantes 

se dan las manos para luchar por la paz 

miles de niños con campanas en las manos 

traen el grito de la madre universal 



Hay que luchar, hay que luchar. 

Hay que luchar, hay que luchar. 



Por que la muerte ya no vuelva nunca más. 

Por que la muerte ya no vuelva nunca más.

Deja un comentario