Por culpa de ser cantor

Por culpa de ser cantor 

he perdido tu querer 

por conocer otros ojos 

de aquella bella mujer. 



La culpa la tengo yo 

de todo lo que pasó 

tal vez puedas perdonarme 

por traicionar nuestro amor. 



Cuando me vaya de aquí 

siempre te recordaré 

sólo te pido guitarra 

que no me dejes volver 

a buscarla nuevamente 

a la mujer que yo amé. 



No me quisiste escuchar 

que te diga la razón 

pero la culpa no es mía 

que haya nacido cantor. 



Yo sé que tu corazón 

nunca me va a perdonar 

por eso quiero alejarme 

para no verte llorar. 



Yo sé que en mi soledad 

siempre te recordaré 

sólo te pido guitarra 

que no me dejes volver 

a buscarla nuevamente 

a la mujer que yo amé.

Deja un comentario