Pobrecito mi cigarro

Pobrecito mi cigarro, 
un día te han de culpar, 
cuando el corazón cansado, 
se le duerma su compás.
 
Y a lo largo del camino, 
fumar, fumar, y pensar, 
sueños envueltos en humo, 
y eran humo, nada más.
 
Una queja en la guitarra, 
en el aire algún cantar, 
y el humito del cigarro, 
que no sabe adonde va.
 
Qué larga la madrugada. 
Cuánto tarda en aclarar. 
Bien haiga mi cigarrito, 
consuelo en la soledad.
 
Y a lo largo del camino, 
fumar, fumar, y pensar, 
sueños envueltos en humo, 
y eran humo, nada más.
 
Pobrecito mi cigarro, 
un día te han de culpar, 
cuando el corazón cansado, 
se le duerma su compás.

Deja un comentario