Plegaria de un niño solo

A un niño muy solo
una tarde encontré
mirando hacia el cielo
con ojos de fé.

Me dijo ese niño
señor álceme
yo quiero llegar hasta el cielo
y ver a mi madre
que hace mucho se fue.

No pude escuchar a ese niño
y al irme de lejos
esto le escuché
Mamita, mamita,
te empiezo a extrañar
el cielo está lejos
no puedo alcanzar.

Qué lindo mamita
qué felicidad
bajaras del cielo
y un beso me dieras
qué lindo sería mamá.

Y en ese momento sublime
me lleves contigo
mamita, mamá.

Deja un comentario