Piel adentro

Entre niña y mujer
a esa edad de mi vida
vi mis alas crecer
y emprendí la partida
tenía un sueño inmediato
que empujaba mis días
y se hallaba tan lejos
de mi tierra sencilla
 
Y fue así que volé
lejos de las caricias
de mis padres callados
vislumbrando mi vida
han pasado los años
la distancia infinita
pero cierro los ojos
y regreso a mi Esquina
 
Y la distancia se vuelve
la mayor cercanía
y el recuerdo de a poco
en mi ser cobra vida
a pesar de ser parte
de esta ciudad crecida
piel adentro el vestigio
de mi provinciania
 
Y desando sus calles
que de niña corría
me sumerjo en sus Ríos,
Ríos de agua bendita
cuando abro los ojos
a esta vida distinta
me asila el recuerdo
de su siesta encendida

Deja un comentario