Milonga para una niña

El que ha vivido penando 

por causa de un mal amor, 

no encuentra nada mejor 

que cantar y dir pensando. 

Y si estuvo calculando 

qué culpa pudo tener, 

cuando ve que la mujer 

no conoce obligaciones, 

se consuela con canciones 

y se olvida de querer. 



Por eso niña te pido 

que no me guardes rencor, 

yo no puedo darte amor 

ni vos podés darme olvido. 

Yo sé que en cualquier descuido 

me iba a bolear contra el suelo 

y aunque me ofrezcas consuelo 

yo no lo puedo aceptar 

puedo enseñarte a volar, 

pero no seguirte el vuelo. 



Yo no te puedo entregar 

un corazón apagado, 

cuando falla el del costado 

no hay nada que conversar. 

Hay una forma de amar 

que es un modo de conciencia, 

hay un amor que es paciencia 

y otro que es sólo aromar. 

¿Cuál amor te podría dar 

quien amara tu inocencia? 



Cuando te vuelva a encontrar 

nos podremos sonreír, 

prefiero verte partir 

como te he visto llegar. 

Cuando vuelvas a pensar 

que una vez te conocí 

y que nomás porque sí 

te compuse una canción, 

cantará en tu corazón 

lo poquito que te di.

Deja un comentario