Lo que soy

Mas allá de todos mis errores y mis fracasos, 
más allá de darme por valiente y no bajar los brazos, 
más allá del brillo de la gloria, lo que hablen o no hablen de mí, 
mucho me costó pero comprendí. 
 
Al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
 
Si cada día toda nuestra historia vuelve a comenzar, 
si cada paso marca la memoria y el tiempo nunca vuelve atrás. 
Entonces, si lo hicimos bien o mal no importa, 
aprendimos la lección, 
se trata siempre de empezar, si todo tiene su final. 
 
Y al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
Al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
 
Sobre el sueño, luminosidad, 
sobre el llanto, un manto de piedad. 
Muero cada día, pierdo el miedo, 
gano el cielo, y en sus ojos mi verdad. 
 
Al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
Al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
 
Donde va el camino voy. 
Al final no queda nada más que lo que soy, 
nada me condena, donde va el camino voy. 
Vivo el hoy. Sólo hoy.

Deja un comentario