Las moras

Boquita dulce

como la mora tan sólo hay dos

si una me engaña

la otra me tiñe con su color.

Vives cautiva

como la mora de su sabor

blanca en la mano

miel en la boca te tengo yo.

La mora blanca, la mora negra

una me quiere la otra me deja

pero ninguna de mí se aleja

y poco a poco me vuelvo loco

de tanto amor.

La mora negra

pinta y despinta mi tentación

y no hallo nada

con que borrarla del corazón.

Vives cautiva

como la mora de su sabor

blanca en la mano

miel en la boca te tengo yo.

La mora blanca

no deja huella de su pasión

y sin embargo

llena de almíbar a mi ilusión.

Vives cautiva

como la mora de su sabor

blanca en la mano

miel en la boca te tengo yo.

La mora blanca, la mora negra

una me quiere la otra me deja

pero ninguna de mí se aleja

y poco a poco me vuelvo loco

de tanto amor.

Deja un comentario