La diosa

Como una diosa, pálida rosa 

graciosa al caminar 

boca mimada, flor perfumada 

para enamorar 

falda cortita, la más bonita 

por la vereda va. 



Si ella supiera como la esperan 

para verla pasar 

mientras en las tardes 

chicos y grandes salen a mirar 

y tras la puerta, la boca abierta 

queda de par en par. 



Por la vereda va 

como una diosa va 

y sus caderas como palmeras 

de aquí para allá 

falda cortita, la más bonita 

de toda la ciudad. 



Rosa curiosa, la diosa hermosa 

sufre por un amor 

quien lo diría día tras día 

va buscándolo 

y enamorada sobre su almohada 

llora con gran dolor. 



Si ella supiera como la espera 

mi pobre corazón 

si hasta daría la vida mía 

por su boca en flor 

y sin embargo pasa de largo 

porque tiene otro amor.

Deja un comentario