La amargura

¿Para qué yo vivo?; 

¿Por qué no muero? 

Para vivir sufriendo, 

La muerte quiero. 



Cuentan de aquel día 

Que al mundo llegué: 

Mi madre dio un supiro, 

Me dejó y se fue. 



Mi canción es pena; 

Mis versos, dolor; 

Mi voz es un lamento, 

Castigo de Dios. 



De amargura llevo 

El alma llena 

Y no hay día alegre 

Ni noche buena. 



La noche está clara, 

Igual que el día. 

Vi antes, como nunca, 

A las tres Marías. 



Estrella del cielo: 

¿Por qué me miras? 

Dime que te causa pena 

El verme llorar. 



Para los desengaños, 

Nadie es como yo. 

Más duro que la piedra 

Tengo el corazón. 



De amargura llevo 

El alma llena 

Y no hay día alegre, 

Ni noche buena.

Deja un comentario