Hay que esperar

Mi corazón tiene secretos que no se guardar 

Están en venta los fantasmas de una noche atrás… 

Porque no es tiempo de quererse cuando hay temporal 

Pa’ ver el sol tras la tormenta siempre hay que esperar… 



Serás la flor, mi preferida y me perfumaras, 

Valiente fruto de un destino puro y singular… 

Porque lo añejo tiene siempre lento despertar, 

Pa’ que uva se haga vino tinto siempre hay que esperar… 



Y vendrás cantándome al oído: 

Las cenizas de la hoguera quedarán atrás. 

Vidita, yo no soy paisano bueno para amar. 

Quizá el mismo diablo me pueda ayudar. 



Quédate bailando al lado mío, 

Vas deshaciendo mi destino, 

Me acompañó hasta aquí la soledad… 

Por robarme el miedo de quererte 

Yo seré tu sombra hasta la muerte; 

Serás el cielo entre mis manos… 



Guardaré con fe nuestro juramento, 

Quisiera Dios, llegue el momento 

De cobijarme con tu piel en flor. 

Pero mi intención es ser tu amante 

Pero el carnaval quiso encontrarme, 

Hoy, sin defensa el corazón… 



Para poder crecer, semillas deben escapar; 

El frío seca los secretos para madurar. 

Detrás del hielo de un invierno tan atemporal, 

Para el calor de la mañana, siempre hay que esperar… 



Dicen los sabios, los caminos suelen tropezar; 

De vez en cuando las fronteras dejaran cruzar 

Al que no busca donde encuentra para caminar, 

Piedra con piedra, los caminos pueden comenzar 



Y vendrás cantándome al oído: 

Las cenizas de la hoguera quedarán atrás. 

Vidita, yo no soy paisano bueno para amar. 

Quizá el mismo diablo me pueda ayudar. 



Quédate bailando al lado mío, 

Vas deshaciendo mi destino, 

Me acompañó hasta aquí la soledad… 

Por robarme el miedo de quererte 

Yo seré tu sombra hasta la muerte; 

Serás el cielo entre mis manos… 



Guardaré con fe nuestro juramento, 

Quisiera Dios, llegue el momento 

De cobijarme con tu piel en flor. 

Pero mi intención es ser tu amante 

Pero el carnaval quiso encontrarme, 

Hoy, sin defensa el corazón…

Deja un comentario