De no olvidar

Y tu recuerdo, permanecido, 

me está diciendo, me está diciendo, 

que no hay olvido. 



Breve es mi canto, que no te olvida, 

piel y latido, piel y latido, 

sombra encendida. 



Siento en el alma como puñales, 

filos metidos, filos metidos, 

en manantiales. 



Ya no te espero, nada me explico, 

madero muerto, madero muerto, 

te crucifico. 



¿A qué has venido? Vuelve al pasado, 

déjame solo, déjame solo, 

¿Quién te ha llamado? 



Siento en el alma como puñales, 

filos metidos, filos metidos, 

en manantiales.

Deja un comentario