Coquita y alcohol

Vino buscando a los valles 
coquita y alcohol, 
le cantaron los cencerros 
nacientes glorias del sol. 

India de cobre sufriente 
la hi visto venir 
como una flor del poniente 
a perfumar mi vivir.

Colla de raza vencida 
¡que fuerte el querer! 
Si muriendo das la vida, 
¡cómo olvidarte mujer! 

Se me ha quedau la indiecita 
¡que triste el llorar! 
Le pusiste una crucecita… 
ya no me va acompañar. 

Vuelvo solito a los cerros 
coquita y alcohol 
y oigo doblar los cencerros 
la triste muerte de un Sol 
y oigo doblar los cencerros 
la triste muerte de un Sol.

Deja un comentario