Carta a un amigo

Querido amigo la tarde

Se va acostando en el río

Y tirado en las arenas

Te escribo este chamamé

Y así del norte llevarte

Hasta el sur de tus desvelos

Todas las cosas que el viento

Me trae de Santa Fe

Sabrás que allá en nuestros pagos

Donde andabas la canoa

Toda la gente te extraña

Y ansiosa te quiere ver

Y que mira aguas abajo

Por si algún día decides

Desandando el viejo cauce

A estos parajes volver

Y miro las aguas del río que un día

Los indios llamaron

pariente del mar;

Y el monte que en vano se tira en su cauce

Como una jangada que quiere bogar

Y pienso en aquellos humildes isleños

Que cruzan y vuelven desde Santa Fe

O en aquellos otros que lejos se fueron

Y sólo regresan en un chamamé

El cielo azul que se quedó

Anclado en el jacarandá

Sueña en un viaje que no fue

Y en la rivera por siempre estará

Aquella lluvia de color

Que pinta en verde el saucedal

Dice si tardas en volver

Sueñas de noche con tu litoral

También el viento que llega

Del norte santafesino

Me cuenta la vieja historia

Nacida en el quebrachal

Y el dolor de los hacheros

Sangrando el monte a destajo

Para que al fin el tanino

Lo lleve la forestal;

Termino esta carta escrita

En las arenas del río

Esperando que sus aguas

Te la acerquen por allí

Y que al leerla despiertes

Tu estirpe santafesina

Y recuerdes que aunque lejos

¡Siempre te esperan aquí!

Y miro las aguas…

Deja un comentario