Buenos amores

Nada el mundo de hoy 

brilla por noble y sincero 

es más difícil pensar 

que dejar llena de agujeros 

a la verdad que muere, 

donde mueren los sueños. 



Pero nos queda un valor 

que no se pierde ni vende 

tesoro del corazón, 

que de traiciones no entiende. 

Son las cosas que quedan 

marcadas para siempre 

en un rincón del alma 

que nunca alcanza la soledad. 



Son los buenos amores 

y los buenos momentos 

que quedarán latiendo 

adentro nuestro hasta morir. 

Y los ángeles buenos 

y los buenos amigos 

los verdaderos dueños 

de las razones para vivir. 



Pero nos queda un valor 

que no se pierde ni vende 

tesoro del corazón 

que de traiciones no entiende. 

Son las cosas que quedan, 

marcadas para siempre 

en un rincón del alma, 

que nunca alcanzan la soledad. 

Son los buenos amores 

y los buenos momentos 

que quedarán latiendo 

adentro nuestro hasta morir. 

Y los ángeles buenos 

y los buenos amigos 

los verdaderos dueños 

de las razones para vivir. 



Son los buenos amores 

y los ángeles buenos… 



Son los buenos amores 

y los ángeles buenos… 



Los verdaderos dueños 

de las razones para vivir.

Deja un comentario