Festival de doma y folklore Jesús María

El Festival Nacional e Internacional de la Doma y Folklore de Jesús María es uno de los festivales de música folclórica de Argentina (detrás del Festival de Cosquín), y el más renombrado evento de doma y jineteada en el país y de Sudamérica. Se realiza en la ciudad de Jesús María, ubicada 50 km al norte de la capital provincial de Córdoba, en el Anfiteatro José Hernández, que cuenta con un escenario y un campo de [[jineteada gaucha donde participan tres representantes de cada provincia de Argentina y tres jinetes de Uruguay, Brasil y Chile, donde competirán en cada categoría, por los diez días que dura este festival.

El festival se viene desarrollando ininterrumpidamente desde el año 1966 en la primera mitad de enero, a lo largo de diez noches, combinando la destreza de la jineteada y exhibición de habilidades gauchas, la música folclórica y popular y la degustación de los platos típicos de la cocina criolla.

Es un festival multitudinario al que asistieron en 2007 más de 400.000 personas, entre los que concurren al anfiteatro y los que visitan las peñas y la feria de artesanías.

La Historia del Festival

Corría el mes de mayo de 1965, cuando la Cooperadora de la Escuela 1.er Teniente Morandini de Jesús María, por la imperiosa necesidad de recaudar fondos para solventar la atención de los niños, celebra una reunión el 19 de ese mes. En la misma, Juan Manuel Corrales sugiere realizar un Festival de trascendencia. Varias fueron las opiniones sobre cómo realizarlo, pero fue la idea propuesta por Enrique Jarbas Pereyra la que fue aprobada por unanimidad: realizar un festival de doma.

Convencidos de la relevancia que tendría el evento, por idea del Sr. José R. Castillo, se resuelve invitar a todas las Cooperadoras de las Escuelas de Jesús María.

Inicialmente se sumaron 10 Cooperadoras, luego se fueron adhiriendo las de Colonia Caroya y Estación Caroya, conformando lo que se denominó, "Unión de Cooperadoras Escolares". La Comisión Directiva estaba presidida por Juan Manuel Corrales.

El trabajo mancomunado de todas las voluntades logró llevar adelante con absoluto éxito el primer festival que se inauguró en enero de 1966.

El maestro de ceremonias, Ricardo Smider, junto a la animadora Lisa Ferrer y los locutores Ulises Guerreri y Carlos de Negri supieron entretener a un público asistente de 45.000 personas. La cartelera artística estaba conformada por Los Cantores de Quilla Huasi, Alberto Merlo, Los de Córdoba, los del Suquía, Héctor Roca, Jorge Cafrune, El Chango Nieto y Abel Figueroa entre otros. El espectáculo de doma, por su parte contaba con el animado relato de Raúl Romanutti. El resultado, una recaudación de $ 7.643.700 de la moneda nacional vigente en ese momento, cumplió con creces el objetivo planteado.

Estos sueños convirtieron al Festival en el espectáculo más grande de América en su género, atrayendo en cada edición a más de 300 mil espectadores que viven en persona esta fiesta popular y un sinnúmero de televidentes y radioescuchas que lo siguen desde sus hogares en todo el país.

La Jineteada

En Jesús María, se realiza la jineteada de potros reservados, donde los jinetes deben aguantar sobre el lomo del bagual (un caballo sin domar), durante un determinado lapso de tiempo que dependerá de la categoría en la que esté demostrando su destreza el gaucho.

Deja un comentario