Apenas cantor

Soy apenas cantor, sembrador de ilusión 

y aunque vivo en el ruedo siempre tengo miedo 

al abrirse el telón porque quiero a la gente 

sintiendo el torrente de mi corazón. 



Tal vez muera en mi ley como un pájaro más 

con el alma en mi oficio y esperando el juicio 

que marca el final del examen que a diario 

sobre el escenario yo tengo que dar. 



Si no fuera cantor yo sería como usted 

el de una casa abierta y adentro un poeta 

que muere de sed pero vivo a mi modo 

y un poco de todos yo suelo tener. 



Soy apenas cantor el de cualquier lugar 

y me trepo en el vino cuando algún amigo 

me viene a escuchar y el silencio es un trago 

y el único pago que quiero guardar. 



Aquel que odia el amor no le gusta cantar 

mal fabrica con penas sobre de la arena 

su propio sitial y aunque quiere ser ave 

le envidia al que sabe por suerte volar.

Deja un comentario