Añorándote

Después de haberme brindado 

La dicha de tu presencia 

Querida te has marchado 

Sumiendo mi alma en dolor. 



El corazón destrozado 

Suspirando esta tu ausencia 

Porque te ame con vehemencia 

Ingrata recordación. 



Sabrás que tras tu partida 

Añorándote he vivido 

Y olvidarte no he podido 

Vuelve vuelve mi querida 

Por tantas penas sufridas 

Quiero recobrar la calma 

Volve querida del alma 

A alegrar mi pobre vida. 



El dulzor de aquellos besos 

En mis labios tan grabados 

Porque fueron embelesos 

De mi amante corazón 



Esos instantes pasados 

Es evocación querida 

Porque fueron en mi vida 

Ingrata recordación.

Deja un comentario