Anclada en mis sueños

Yo que camino el mundo, conozco el dolor 

de tu fría ausencia en el amanecer 

se me seca el tiempo en la piel 

si mis labios no te evocan. 



Llevo tu sombra altiva en mi sombra y el sol 

alumbrando el grito de mí corazón 

que se vuelve ansioso por ser 

la costumbre de tú boca. 



Cuando la luna se haga eclipse en tu mirar 

y mis versos sean canciones en el alba 

serás la luz, la realidad 

y la razón de mis palabras 



Llevo tu nombre escrito en mi sangre 

y tú mirada anclada en mis sueños 

la fuerza de un huracán y el deseo total 

de tenerte latiendo en mí pecho. 

Quiero perderme en un abrazo pleno 

dejar mi piel marcada en tus manos 

quiero que puedas llevarme a algún cielo lejano 

y arrancarme el alma con un beso. 



Llevo tu sombra altiva en mi sombra y el sol 

alumbrando el grito de mi corazón 

que se vuelve ansioso por ser, 

la costumbre de tu boca. 



Cuando la luna se haga eclipse en tu mirar 

Y mis versos sean canciones en el alba 

Serás la luz la realidad, 

y la razón de mis palabras. 



Llevo tu nombre escrito en mi sangre 

y tu mirada anclada en mis sueños 

la fuerza de un huracán y el deseo total, 

de tenerte latiendo en mi pecho. 

Quiero perderme en un abrazo pleno 

dejar mi piel marcada en tus manos 

quiero que puedas llevarme a algún cielo lejano 

y arrancarme el alma con un beso. 

Quiero perderme en un abrazo pleno 

dejar mi piel marcada en tus manos 

quiero que puedas llevarme a algún cielo lejano 

y arrancarme el alma con un beso.

Deja un comentario